viernes, 8 de junio de 2012

Presentación en librería Antares (Segovia)






 El editor Ventura Anciones (izq.) y el autor
Rubén Martín Vaquero (dcha.)









 
Blanca (librera) y Rubén



 Día 7 de junio en Librería Antares de     Segovia se presentó y firmó el último volumen de la trilogía sobre los reyes Trastámaras escrita por Rubén Martín Vaquero, "tres reinas Trastámaras" (editorial buenaventura). 

















En la trilogía el autor da las claves para comprender la historia de los reyes con los que realmente nació España. "Los Trastámara asumen la idea que tenían los papas de la Edad Media de unificar todos los territorios de la Península Ibérica para constituir el que llamaban el quinto reino de Dios. Después de varios intentos, Fernando El Católico e Isabel La Católica  lo consiguen y nace España", comenta el autor.


En "Tres reinas Trastámara", Rubén Martín Vaquero cuenta  de forma lírica la historia del país desde en el periodo que comprende desde la muerte de Enrique II, primer Trastámara, hasta el fallecimiento de Enrique IV. Además, en esta obra se adentra en el papel que de la mujer en la historia de España, centrándose en María de Aragón, Blanca de Navarra y Juana de Portugal, reinas que, tal y como señala el escritor, fueron utilizadas como monedas de cambio para conseguir la unión de España y su expansión, de forma que el denominador común de las tres es su infelicidad.


Después de la presentación se abrió un interesante debate con los asistentes sobre la figura del denostado Enrique IV y sobre si Juana era su hija o lo era de Beltrán de la Cueva, primer duque de Albuquerque. Las posturas fueron irreconciliables;cómo bien señalaba el editor Ventua Anciones " no hay restos del cuerpo de Juana para cotejar su ADN con los  de Enrique IV.






                                                                                                                     Félix de Castro Santos




Sobre las promociones de periódicos

Agradecemos enormemente su visita a nuestro blog y el interés demostrado por el producto pero tenga en consideración lo siguiente:


Muchas gracias por su interés.